¿Festejamos o qué?

    ¿Quién no ha celebrado por años, obviamente teniendo la fortuna de ser una o un trabajador asalariado, la fiesta del “día del trabajador”?

    Sí, ciertamente una verdadera celebración sin ninguna reflexión al respecto y hasta con un sentimiento de agradecimiento.

    Una locura, sobre todo cuando te ponés a pensar y eventualmente se abren tus ojos para darte cuenta de que todo está cada vez peor, y vos celebrando.

    Suele suceder que cuando alguien se considera una especie de rebelde sin causa, criticando todo pero sin tomar parte de nada, puede llegar un momento donde los pensamientos finalmente te acorralen y encausen en base a conocer otras versiones de la historia, versiones realmente crudas estrechamente relacionadas a lo que ves día a día, pero es una historia que no te cuentan y que se trata de ocultar. O que sólo pasa anecdóticamente, como una simple efeméride, un cuentito, una leyenda o, en la actualidad, algo así como un meme.

    Encontrar las respuestas a algunas de las preguntas que hay que animarse a hacer depende de cada rebelde, porque las respuestas tal vez hagan que te involucres. Y así tal vez te enteres de que en esta fecha se conmemora una historia terrible: la de los Mártires de Chicago, laburantes que lucharon por justicia, igualdad y una vida digna, entre otras cuestiones más específicas como la reducción de la jornada laboral.

    Creyendo entender, reflexionando, tal vez no se pueda volver a celebrar como antes. El 1ro de Mayo ya no va a ser una fiesta. Será un día triste, de bronca e indignación porque los hechos que aún siguen ocurriendo muchos años después de aquellos días son prácticamente los mismos o peores. Porque démonos cuenta que la misma mierda que hizo sufrir y masacró a toda esa gente oprimida en aquel entonces sigue vigente. “Pero hay que celebrar tener trabajo”, por más que te super exploten en condiciones extremas de precarización…

    Renegando a la nada misma: ¿Cómo es que no se sabe nada de esta historia popularmente? ¿Por qué nunca se escucha sobre esto? ¿Acaso no quisimos nunca saber de este mensaje de lucha por justicia, libertad e igualdad? ¿O será que existen otros mensajes, otras voces más ruidosas que tapan la verdad de esta fecha? Quienes se dediquen a ello parecen ser insuperables, hasta ahora.

    Al igual que ayer, hoy es necesario sacar a la luz esta historia y que sea difundida, discutida en la cotidianeidad, para que hasta las más indiferenes mentes tal vez se abran y se despierte ese germen, si es que existe tal cosa, que provoca el rebelarse a lo tradicional para dejar de repetir como loros y ponerse a pensar críticamente, perdiéndole el miedo a lo instituido. Claro está que quien quiera seguir en la cómoda así seguirá, perpetuando las injusticias, cavando su propia tumba y la de su gente querida, engañándose, intentando disfrutar de la vida o de su alienante capacidad de consumo.

    Así como esto fue novedad en algún momento para vos y para mí, seguramente pronto será novedad para alguien más. Para ese alguien que quiere ver un poquito más allá de lo que le enseñaron. Y tal vez romper sus cadenas para dejar de depender de supuestos representantes para pelear por lo justo. La clave está ahí, en hacer algo al respecto. Llamemos a esto acción directa o como quieras, pero debe ser concienzuda y organizadamente con acuerdos comprometidos.

    En definitiva, si resulta que sos ajeno a estos temas y creés que este día es una fiesta, queda en vos. Para quienes elijan oponerse a todas las nuevas lógicas del capitalismo y reconozcan la necesidad urgente de lucha ya no habrá ninguna fiesta, como en aquel entonces. Sepamos que el camino a un mundo mejor no será enarbolando la repugnante bandera de la resiliencia. Será transitando un camino de resistencia que inicialmente requerirá de la unión, la organización libre y horizontal de las harapientas muchedumbres del trabajo, oprimidas y oprimidos en todo el mundo que hace incontables años ya luchan y resisten por ideales que no inventó ni le pertenecen a ningún estado, empresa, dios, religión, milico o partido político.

    Difundamos, unámonos y hagamos de este 1ro de Mayo el día de lucha que debe ser.

leog
Categoría: Opinión
Publicado el